Y en este ahora, hoy comenzamos un nuevo ciclo de vídeos basados precisamente en los cuentos de la loca y los mensajes de tu sabia.

Ahora, ¿de qué estamos hablando exactamente? ¿Quién es tu loca, quién es tu sabia? Son dos voces eternamente presentes y en conflicto dentro de cada una de nosotras. Siempre han estado ahí y siempre van a  estar. Y a cuál de estas dos voces tú escuchas momento a momento va a ser determinante en términos de la calidad de tu experiencia de vida.

 

La loca y la sabia

Comencemos por la loca. La voz de tu loca es la voz de esa parte tuya pequeña, asustada. Es la voz del miedo y la limitación. También podríamos decir que es la parte tuya social, la parte amaestrada, domesticada, culturalizada. En otras palabras, la parte tuya que responde a lo que se supone que sea o tal vez a lo que pueda decir la gente. La voz de tu loca también es enjuiciadora, criticona. Su estilo es, yo diría que hasta pataletero. Le encanta el conflicto, le encanta el drama. Es más, tu loca piensa que entre más estresada y más en conflicto y más en drama estás, mejor lo está haciendo. ¡Ah!, y finalmente, tu loca habla en términos bien absolutistas, “Tú siempre esto o tú nunca aquello”. En otras palabras, totalmente comprometida en mantenerte pequeña y asustada.

Pero, gracias a Dios tenemos la parte de tu sabia y tu sabia es la parte tuya que sabe que eres grande, que eres poderosa y que eres totalmente capaz de lograr todos y cada uno de los llamados de tu corazón. Tu sabia es aquella parte en ti que reconoce que los anhelos de tu corazón no están ahí por accidente, no son un error de la creación. La parte tuya sabia es tu parte libre y expansiva. Es la parte que sabe que eres perfecta, que tienes en ti todo lo que necesitas, que no necesitas competir, que no necesita compararse y que todo lo que necesitas para lograr todos tus anhelos es escucharte a ti misma, escuchar tu sabiduría y llegar de esa manera a tu camino menos pedregoso, tu camino de menor trauma y mayor gozo.

Por qué tu loca hace cuentos. Le puse el nombre de cuentos a los mensajes de la loca, realmente es una sola línea. Si tienes el libro y lo miras, en cada escrito hay un pensamiento de la loca y la respuesta de la sabia. El cuento de la loca es una línea, es un pensamiento limitante, como por ejemplo, “Tengo que ser perfecta” o “Si digo que no soy mala mujer” o “Con mi amor puedo cambiarlo o cambiarla”. Pero los llamé cuentos no solo por darle un toque de humor sino más importante aún, los llamé cuentos para enfatizar que no sólo porque algo, una narrativa lleve con nosotros muchísimo tiempo quiere decir que sea una verdad.

Un cuento puede ser divertido, puede ser romántico, puede ser muchísimas cosas, pero, al final del día es un cuento, no es una verdad.

 

Para empezar a trabajar

En cada uno de estos vídeos vamos a estar dirigiéndonos a uno de los cuentos y el mensaje de la sabia, siempre vamos a tener una práctica y finalmente una afirmación y una cita. En este primer vídeo —por supuesto, siempre va a haber homework—, y en este primer vídeo esta es tu asignación, esta es tu homework. ¿Cuál de los cuentos de tu loca dirías tú  que más  ha impactado o que tal vez está impactando tu vida hoy mismo? ¿Cuál de los cuentos de tu loca dirías tú que es el que más candela te ha dado? Y si escucharas a tu sabia ¿qué te estaría diciendo tu sabia? ¿Qué se podría liberar en ti si escucharas la sabiduría de tu sabia?

Con eso me despido por hoy, como te conté en cada uno de los próximos vídeos vamos a estar dirigiéndonos a un cuento y un mensaje. A un cuento de la loca, un mensaje de la sabia y vamos a tener tarea, etcétera, etcétera, etcétera.

Si te gustó este vídeo, a mí me encantaría que lo compartas, que lo mandes a todas las mujeres que te llegan a la mente en este momento. También tenemos espacio para que comentes, déjame saber de ti, quiero saber de ti. Hasta entonces, ámate, celébrate y date permiso ya.

Comentarios

comentarios